Ladrillo Común

Los ladrillos cerámicos también conocidos como ladrillos huecos, son utilizados principalmente para levantar muros. Su característica principal es la gran durabilidad y en su interior presentan perforaciones verticales y horizontales, de las cuales proviene su nombre.​​
​​
​ El vacío de las piezas convierte a los Ladrillos cerámicos en productos ligeros y fáciles de manipular en una obra.
​​
​ Sus huecos no son casualidad, los mismos ofrecen un buen aislamiento térmico y acústico, propiciado por la cámara de aire interior o el material aislante con el cual se puedan rellenar las celdas.​​